Toallitas húmedas: falsas verdades

Desde hace unos años, hemos visto como las toallitas húmedas de higiene íntima han ido progresivamente desplazando al tradicional papel higiénico de toda la vida. Se han colado en nuestras vidas, en nuestras casas, en nuestros bolsos, coches, …

Existen multitud de marcas, de modelos. Unas de farmacia, otras de supermercado; con marca, sin marca (línea blanca); con elementos balsámicos tipo aloe, pediátricas, para adultos; con y sin perfume; … Pero, al final, todas son muy parecidas. Se trata de un fragmento de algodón humedecido e impregnado con jabón, lubricantes y un desodorante o perfume.

MXLLS

Quiero hacer una reflexión sobre las supuestas ventajas de esta nueva forma de asearse y desaconsejar rotundamente su uso habitual.

Siempre que sea posible, que uno se encuentre en casa y en su propio cuarto de baño, la higiene íntima debería de realizarse única y exclusivamente con agua. Sin más. Contrariamente a lo que se piensa, las toallitas NO son buenas para la piel anal a largo plazo. Casi todos los pacientes que vemos en nuestra consulta aquejados de problemas dermatológicos perineales es porque usan este tipo de elemento.

El problema reside en que todas ellas tienen jabón y cosmética en su composición. Cuando uno se lava las manos, primero se las moja, después se enjabona, para acabar aclarándose con agua corriente. Pues bien, cuando uno usa una de estas toallitas, no se llega a aclarar después. Es como si se secara uno las manos con toda la espuma y el jabón. Una vez no pasaría nada, pero si nunca nos aclarásemos las manos, pronto desarrollaríamos todo tipo de irritaciones, dermatitis, grietas, picores y demás complicaciones en la piel.

Lo mejor para limpiarse después de las deposiciones es usar agua. Solamente agua. Sin jabón. Entiendo que esto no siempre es posible. Sobre todo para aquellas personas que van al servicio en el trabajo.

Pero si tenemos la suerte de ir en casa, o en un sitio con acceso a un baño en condiciones (una habitación de hotel por ejemplo), mi consejo es NO usar dichas toallitas. Nuestra piel lo agradecerá.

Dr. Sajonia Coburgo

www.drsajonia-coburgo.com

Perfil en Doctoralia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *